Blogia
Come y calla

Bienvenidos

Hola a todos. Ha pasado mucho tiempo ya desde que, siendo yo una niña (tampoco es que ahora sea una abuelita, pero bueno), anotaba en un cuaderno de rayas, varias recetas que mi madre me dictaba, no sé si con el simple propósito de que el saber no ocupa lugar, o satisfacer en mí una curiosidad (que siempre he tenido). No eran recetas complicadas, a saber, macarrones, lentejas, y cuatro cosas más, pero era la primera aproximación seria que yo tenía a la cocina.

Después de un periodo de inactividad, y a raíz de irme a vivir con el zagal, mi interés por ella ha crecido de un modo notable, pero sobretodo, de la cocina que está al alcance de cualquiera, sin grandes palabros como “deconstrucción”, “esferificación”, “coulis”, “gelatinas” y demás zarandajas que dejaremos para los grandes (o eso dicen) chefs.

La sencillez de lo que hago, ha hecho que mis allegados me alaben como cocinera (les guía el cariño o la exageración), y que me empujen a hacer un blog para todos aquellos que no se ven muy duchos en este arte, y que tampoco es tan complicado.

Y sin más dilación, pasaremos a explicar mi amigo Luis Alfonso (gran cocinitas) y yo, todo aquello que se nos ocurra, recetas explicadas como a mí me gustaría que me las explicasen, de manera sencilla y comprensible…

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres