Blogia
Come y calla

Pescado

Cazón en adobo

Algo diferente del tradicional:

Majar un poco de ajo, añadir pimienta mejor verde, algo de pimentón, orégano, aceite de oliva, sal gorda, unas gotas de vinagre de Jerez, una pizca de comino y una cucharadita de una mostaza buena.

Freír en abundante aceite de oliva lo justo, que no se seque demasiado el cazón.

Escurrir en papel de cocina y ¡listo!.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Bacalao con tomate y pimientos

Bacalao con tomate y pimientos

Ingredientes:

Bacalao desalado

Una cebolla

Tomate triturado (a voluntad)

Un pimiento rojo

Un pimiento verde

Un chorrito de vino

Harina

Aceite

Ajo

Sal

Azúcar


Desalamos el bacalao, dependiendo del grosor, dos días completos, cambiamos el agua 3-4 veces en esos dos días.

Preparamos la salsa (yo lo hice el día anterior, así tardaba menos al día siguiente). Picamos la cebolla, el pimiento rojo y el verde, y el diente de ajo. Lo hacemos poco a poco. Cuando está a medio hacer, echamos un chorrito de vino, le damos unas vueltas para que evapore el alcohol, y echamos el bote de tomate para que se fría, también despacio. Salamos (ojito, que el bacalao ya tiene su sal correspondiente, a pesar del desalado) y echamos una pizca de azúcar (como media cucharadita de café) para quitar el ácido. Una vez vemos que el tomate ha evaporado el agua que tenía al echarlo, que ha espesado lo que nos parece bien, y que ha tomado un rojo más vivo, pues lo dejamos aparte.

Las tajadas de bacalao las enharinamos y las freímos, no demasiado fuerte para que no se quemen.

Una vez hemos frito el bacalao por ambos lados, echamos sobre ello la salsa que teníamos hecha, y lo dejamos un rato para que se mezclen los sabores.

Está más bueno al día siguiente.

Ñam ñam

 

Lubina al horno

Ingredientes (4 personas)

 

Una lubina de unos 2 kg.

2 patatas medianas

1 cebolla grande o 2 medianas

5 dientes de ajo

Perejil

1 trozo de guindilla roja seca (o alegría riojana)

Una pizca de avecrem

Agua

Aceite

Sal

 

Elaboración

 

Tenemos bien limpia la lubina, cosa que nos hará el pescadero.

 

En una fuente de horno, cubrimos el fondo con láminas de cebolla. Encima ponemos las patatas cortadas igualmente en láminas. Añadimos dos dientes de ajo aplastados y sin pelar.

 

Sobre este lecho colocaremos la lubina, con una pizca (poca) de sal.

 

En un mortero machacamos los dientes de ajo restantes con el perejil y una pizca de sal. Untamos con ello la lubina.

 

Echamos en el mismo mortero la pizca de avecrem, como ½ pastilla, y machacamos. Añadimos como un vaso de agua caliente y removemos, se hará una especie de caldo. Si no se disuelve bien, no pasa nada, lo hará después en el horno. Añadimos esto por encima de la lubina y alrededor.

 

Rociamos con un chorro de aceite todo el conjunto y finalmente agregamos cuatro o cinco trozos de guindilla.

 

Tendremos el horno precalentado. Introducimos y miraremos de vez en cuando (mojando a ratos la lubina) por si se consume el caldo con el que se tienen que hacer las patatas y la lubina. Si fuera así, añadir más agua de vez en cuando.

 

Debería estar hecha en unos 20 minutos.

 

Congrio que intentó ser al ajoarriero, y acabó con patatas...

Congrio que intentó ser al ajoarriero, y acabó con patatas...

No es que me quiera flipar con los nombres de los platos, pero es lo que en realidad me ocurrió el otro día al intentar hacer un congrio al ajoarriero. La cuestión es que, a pesar de todo, estaba bueno...

Ingredientes:

Unas rodajas de congrio (pa los que vayan a comer)

Patatas

Ajo

Aceite

Pimentón

Cebolla

Agua

Laurel


Ponemos el agua a cocer en una cazuela con la cebolla a trozos y el laurel, la cantidad justa para que cubra el congrio. Cuando empiece a hervir, echamos el congrio y lo tenemos un rato, hasta que esté blanco, más o menos hecho. Lo retiramos del agua.

Aprovechamos este mismo agua de cocer el congrio para echar unas patatas en gajos, salamos, y las tenemos cociendo hasta que estén casi blanditas.

Retornamos el congrio a la cazuela de las patatas.

En una sartén freímos unos ajos un poquito, sin que se lleguen a quemar, y justo antes de sacarlos del fuego, añadimos una cucharada de pimentón, lo disolvemos bien, y se lo echamos todo a la cazuela de las patatas y el congrio.

Lo dejamos unos minutos más, para que todo se impregne del sabor, damos unas vueltas a la cazuela, y ya lo podemos servir.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Salmón ahumado casero

Salmón ahumado casero

Te gusta el salmón ahumado, sin llegar a la exageración? Lo tomarías más a menudo, si te acordases de comprarlo? Hasta las narices de pagar 2 € o más por una triste lonchita envuelta en plástico? Se acabaron los problemas!!! Prueba a hacer salmón ahumado/marinado casero!!! Queda como un rey ante todas tus amistades, ofreciéndoles este manjar, que encima has hecho tú, y que encima, es fácil de hacer!! Qué necesitamos? Pues ahora lo vemos...

Ingredientes:

Salmón limpio (yo aproveché que en Mercadona tenían los salmones sin espina ni nada, y pillé la mitad de alante)

Sal ahumada (también la compré en Mercadona, no es por hacerles publicidad...)

Sal normal

Eneldo


El tema de las proporciones sal ahumada-sal normal-eneldo va a gustos. Yo había leído por ahí que sólo con sal ahumada quedaba muy fuerte, y lo mezclé con sal normal, y para darle el toque, un puñadito de eneldo. Necesitaremos tanta sal como para cubrir la pieza entera de salmón. No hace falta que se le tape con un montón, como un dedo de grosor eché yo, y mi trozo de salmón era como un kilo.

En una fuente (como las de horno, con profundidad) ponemos film transparente, cubrimos el fondo y dejamos que sobresalga por los laterales bastante (lo vamos a usar para tapar el salmón).

Hacemos una cama de sal y sobre ella ponemos el salmón. Lo cubrimos con más sal. Cuando quede bien tapadito por todos los lados, con el film transparente que hemos dejado sobrante, tapamos bien el salmón. Le ponemos un peso (usé un par de cartones de leche) para que se seque antes, y lo dejamos en la nevera 48 horas. Irá soltando agua.

Pasadas 48 horas, sacamos el salmón de la nevera y lo lavamos al grifo. Veremos que ha soltado bastante agua, y que la piel está dura, el color más oscuro, y el salmón más seco.

Lo dejamos 24 horas más (esto último, no sé por qué)

Ya lo podemos usar. Hay quién lo conserva en aceite, y quién lo congela. Yo lo hice lonchitas y lo congelé, así de paso, mato el anisakis, no nos olvidemos que es un pescado CRUDO.

Ñam, ñam...

 

 

Chipirones en su tinta

Sabroso sabroso...

 

Ingredientes:

Chipirones

Cebolla

Salsa de tomate

Pimiento verde

Tinta de calamar (las tienen en bolsitas en las tiendas de congelado, a mí con la de los propios chipirones no me dio para nada...)

Vino blanco


Preparamos un sofrito con la cebolla y el pimiento picados. Cuando ya está la cebolla transparente y el pimiento hecho, se le añade un poco de salsa de tomate, a la que daremos unas vueltas para que se haga también (también es posible usar tomate natural, sin freír, sólo que requerirá de más tiempo). Una vez hecho, le agregamos un buen chorro de vino blanco, y la tinta de calamar, y lo dejamos que reduzca al fuego. Cuando ya está todo reducido, lo pasamos por la batidora, pero que tampoco quede súper fino (creo que queda mejor, pero eso va a gustos), que quede algún pequeño tropezón.

Cuando la salsa esté ya terminada, le añadimos los chipirones, que habremos limpiado (y troceado, para al que le guste en trocitos) y lo dejamos que se haga sumergido en ella. Tardará un ratito, es cuestión de ir mirando el proceso.

Como casi todos los platos de salsa, están mejor al día siguiente.

Sugerencia: al que le guste picante, se pueden añadir unas guindillas al sofrito, o un poco de cayena.

Bonito (o atún) a la riojana

 

Ingredientes (para 2)

 

1 rodaja de unos 3 cm de grosor de atún o bonito (aunque no sea lo mismo…)

2 dientes de ajo

1 cebolla normal o 2 cebolletas

1 pimiento verde mediano o 2 italianos

1 pimiento rojo grande o 2 medianos

1 latita de pimientos (morrones o del piquillo)

5 ó 6 tomates buenos y maduros

Aceite

Sal

Pimienta

Azúcar

Avecrem

Harina

1 huevo

 

Elaboración

 

De la rodaja nos han de salir cuatro trozos de pescado, sin las espinas centrales y mejor sin piel. Esas cuatro porciones las salamos, pasamos por harina (sacudimos bien) y huevo, friéndolas en una sartén con abundante aceite sólo unos instantes por cada lado (luego lo terminaremos de cocinar junto con la salsa). Escurrimos bien y las vamos poniendo  en una cazuela.

 

En la misma sartén y una vez quitada la mayor parte del aceite, iremos haciendo la salsa. Doramos los dos dientes de ajo y la cebolla. Más tarde añadiremos los pimientos troceados. Finalizaremos con el tomate (con o sin piel). Salpimentamos, añadimos una pizca de azúcar y ¼ de pastilla de avecrem. Dejamos que vaya haciéndose a fuego bajo-medio, probamos y rectificamos de sal (o azúcar) si fuera necesario.

 

Cuando esté, pasamos con la batidora y colamos por un chino. Añadimos esta salsa a la cazuela, ponemos al fuego (bajo-medio) y dejamos que todo ligue bien y que el bonito (o atún) se termine de hacer poniendo cuidado en no pasarlo demasiado para que no quede seco.

Decorar poniendo tiras de pimientos (piquillo o morrones).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres