Blogia
Come y calla

Recetas de otros lugares

Enchilada de Nuevo México (por Nico)

Para cuatro personas

 500 g de carne picada de de ternera

1 bolsa de tortillas de maíz (no confundir con las de trigo), suelen estar en las zonas de frío o congelados de los supermercados (o en estantes de comida mejicana)

1 cebolla

500g de alubias pintas

1 bolsa de queso rallado cheddar o mezcla de varios para gratinar

2 tomates

1 lechuga

2 cucharadas de chile rojo en polvo, si es de nuevo México mejor, difícil pero no imposible, sino vale pimentón picante y un poco de tabasco

Elaboración

Freír las tortillas durante aproximadamente 1 minuto cada una en abundante aceite templada, no conviene que esté fuerte para que no se queden duras, y reservar.

En una cazuela poner la carne picada de ternera con un chorrín de aceite y ayudados de espátula de madera deshacer mientras se fríe para que no quede apelmazada.

Una vez que la carne coge color, verter  medio litro de agua y llevarlo a ebullición para añadir las dos cucharadas soperas de chile en polvo. Bajar un poco la temperatura y esperar a que se reduzca y tome algo de consistencia.

Las alubias si son pintas naturales deberemos haberlas puesto a remojo y cocido previamente (unas dos horas) con algo de sal pero si ningún condimento adicional. Alternativamente se pueden comprar hechas en lata en la zona de comida mejicana de los supermercados.

En una fuente rectangular para horno como la que utilizaríamos para una lasaña extendemos la primera capa de tortillas de maíz que previamente hemos frito.

Sobre esta capa extendemos con la ayuda de un cazo la carne enchilada, una capa de alubias, una de cebolla cruda picada y una de queso rallado gordo (tipo cheddar).

Encima ponemos otra capa de tortillas y repetimos la operación de capas de carne queso alubias y cebolla como si fuera una lasaña.

Sobre la última capa de tortillas extendemos la carne enchilada sobrante, abundante queso rallado y el tomate y la lechuga troceados.

Antes de servir hornear a 160 grados durante unos 15 minutos para  fundir los ingredientes.

Se puede acompañar de nachos con guacamole y pico de gallo

Nota: el chile en polvo presenta unos matices de sabor que no son iguales a los del pimentón picante, mucho más dulce, es de textura mas sólida, no se disuelve tanto y tiene un final amargo. Su picor no trasciende en la boca pero si en el estómago. Es un potente afrodisíaco y eleva la tensión arterial.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nachos del exilio madrileño

Ahí va esta receta que tanto nos ayudó a sobrellevar el exilio en compañía de toda aquella buena gente que conocimos...

Ingredientes (entrante o aperitivo para dos o tres personas):

1 bolsa de doritos o de nachos

1 pimiento rojo y 1 verde (y 1 amarillo si lo encontramos)

2 dientes de ajo

sal

1 cebolla

1 pechuga de pollo (o sobras de pollo asado desmenuzadas); ó 250 gr. de carne de ternera picada

1 lata de cerveza

1/2 lata de beans (Heinze) (o sobras de alubias pintas, rojas o negras)

1 ó 1 y 1/2 sobre sazonador de comida mejicana (fajitas, burritos, tacos..., da igual la marca)

Queso cheddar naranja o mezcla de quesos (que se funda fácilmente)

Elaboración:

Asar o cocer el pollo (si son sobras, desmenuzarlo). Cuando esté, desmenuzar o trocear bastante.

Si lo hacemos con carne picada, saltarse este paso.

En una sartén mediana poner un chorro de aceite (cuatro cucharadas). Sofreir a fuego medio el ajo y la cebolla picados, y los pimientos igualmente picados. Cuando estén blandos, añadir el pollo o la ternera, salar (poco), y sofreír un rato dando vueltas. Si usamos ternera, remover bastante para que se suelte lo máximo posible. Añadir el sazonador mejicano. Rehogar, añadir las alubias o frijoles y a continuación la cerveza. Llevar a ebullición.

Dejar que vaya reduciendo ya a fuego medio-bajo. Ha de consumirse parte del líquido pero a la vez no tiene que quedar seco.

En un plato resistente o un recipiente para horno colocar los doritos. Sobre ellos esparcir el contenido de la sartén.

Cubriremos con el queso.

Hornear o meter en el microondas hasta que el queso esté fundido. Consumir inmediatamente.

Nota: pueden acompañarse de un poco de guacamole o de crema agria...

 

Guacamole

Guacamole

Voy a aprovechar que está cayendo una buena nevada, para escribir el post de la cena de ayer. Seguro que algún purista me dice que no es así, que le falta no sé qué, que si le echa no sé cual, pero a mí me supo bueno. Ahí va.

Ingredientes:

2 aguacates maduros

1 tomate

1 cebolla pequeña

1 puñadito de cilantro fresco

sal

pimienta negra

1 pizca de comino molido (muy poquito)

cayena (a voluntad)

1 guindilla verde

1 limón


El aguacate lo pelamos y después de trocear, lo aplastamos con un tenedor en un bol, le echamos el zumo del limón, que también servirá para que no se ponga negro el aguacate. A continuación (o antes, como veáis), troceamos muy pequeño el tomate, la cebolla, el cilantro y la guindilla. Yo utilicé sin más dilación, el accesorio picador de la batidora, sin tampoco hacer papilla, que quede picado pero no batido. Lo mezclamos con el aguacate y sazonamos con la sal y las especias a nuestro gusto.

A comer con unas tortillas de maiz!

 

 

 

Enchilada de Nuevo México

Primera aportación al blog del amigo Nico, leonés de pro:

"Esta es la receta que aprendí durante mi estancia en aquellas benditas tierras, pobladas por navajos y colonizadas por Don Alvaro de Oñate en busca del oro de Cíbola acompañado de cuatro Franciscanos que convertían a la verdad universal la paganía americana y redimían al conquistador de tan mundana empresa"

 Para cuatro personas

 500 g de carne picada de de ternera

1 bolsa de tortillas de maíz (no confundir con las de trigo), suelen estar en las zonas de frío o congelados de los supermercados (o en estantes de comida mejicana)

1 cebolla

500g de alubias pintas

1 bolsa de queso rallado cheddar o mezcla de varios para gratinar

2 tomates

1 lechuga

2 cucharadas de chile rojo en polvo, si es de nuevo México mejor, difícil pero no imposible, sino vale pimentón picante y un poco de tabasco

Elaboración

Freír las tortillas durante aproximadamente 1 minuto cada una en abundante aceite templada, no conviene que esté fuerte para que no se queden duras, y reservar.

En una cazuela poner la carne picada de ternera con un chorrín de aceite y ayudados de espátula de madera deshacer mientras se fríe para que no quede apelmazada.

Una vez que la carne coge color, verter  medio litro de agua y llevarlo a ebullición para añadir las dos cucharadas soperas de chile en polvo. Bajar un poco la temperatura y esperar a que se reduzca y tome algo de consistencia.

Las alubias si son pintas naturales deberemos haberlas puesto a remojo y cocido previamente (unas dos horas) con algo de sal pero si ningún condimento adicional. Alternativamente se pueden comprar hechas en lata en la zona de comida mejicana de los supermercados.

En una fuente rectangular para horno como la que utilizaríamos para una lasaña extendemos la primera capa de tortillas de maíz que previamente hemos frito.

Sobre esta capa extendemos con la ayuda de un cazo la carne enchilada, una capa de alubias, una de cebolla cruda picada y una de queso rallado gordo (tipo cheddar).

Encima ponemos otra capa de tortillas y repetimos la operación de capas de carne queso alubias y cebolla como si fuera una lasaña.

Sobre la última capa de tortillas extendemos la carne enchilada sobrante, abundante queso rallado y el tomate y la lechuga troceados.

Antes de servir hornear a 160 grados durante unos 15 minutos para  fundir los ingredientes.

Se puede acompañar de nachos con guacamole y pico de gallo

Nota: el chile en polvo presenta unos matices de sabor que no son iguales a los del pimentón picante, mucho más dulce, es de textura mas sólida, no se disuelve tanto y tiene un final amargo. Su picor no trasciende en la boca pero si en el estómago. Es un potente afrodisíaco y eleva la tensión arterial.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Humus (paté de garbanzos)

Bueno, el humus está muy bueno y es muy sano. Aunque la verdad, lo he hecho dos veces, y creo que cada vez me ha salido diferente, pero bueno, queda muy exótico presentarse uno con este plato, y cuando los demás pregunten extrañados "qué es", contestar que es un plato típico de culturas más orientales...

En fin, básicamente creo que la diferencia entre la primera vez que lo hice y hoy, radica en los garbanzos. La otra vez utilicé garbanzos secos, de los pequeñitos que no se les cae la piel, son finísimos y espectaculares. Esta vez he tirado de bote, no tenía tiempo de remojar 12 horas los garbanzos y luego cocerlos, la verdad...

Los ingredientes de hoy:

Un bote de garbanzos cocidos

Una cucharada de tahín (sésamo tostado en la sartén hasta que se pone dorado y exhala un delicioso aroma a fruto seco, majado en el mortero hasta molerlo bien, y añadiendo unas gotitas de agua hasta que forma una pasta marrón)

Zumo de 1/2 limón

Sal

Ajo

Comino molido

Pimentón

Aceite


El bote de garbanzos se echa entero en el vaso de la batidora, añadir como dos dedos de agua (hay quién usa el propio líquido del bote), y los ingredientes restantes. La verdad es que a medida que se bate, yo voy probando, si falta sal, aceite (hay que echar hasta que quede el contenido brillante), comino o pimentón, en fin, cuestión de gustos.

A untar (se recomienda pan de pita, aunque con tostadas también mola)

 

 

Enchilada de brócoli

La verdad es que hemos empezado el blog de una manera un tanto peculiar. Íbamos a tirar de recetas sencillas, empezando por lo básico (huevos fritos, lentejas, y demás, ja ja) y, la verdad, es que, llevo dos recetas publicadas, y las dos son de allende los mares, fáciles, eso sí...

Ésta es gentileza de Luisal, el colaborador en el blog. Es curiosa, cuando menos. Advierto, eso sí, que llena MUCHO!! así que, hay que comerlo con hambre de tres días por lo menos...

Ahí va.

Ingredientes:
 
Tortillas mejicanas
Brócoli
1 tarrina queso riccotta (si no encuentras, requesón)
1 paquete mezcla quesos variados
1 paquete cheddar
1 paquete parmesano
Salsa mejicana o lata tomate natural triturado
Caldo o una pastilla avecrem diluida en dos vasos de agua
1 huevo
Clavo
Pimienta
Sal
Comino (molido o en polvo)
 
Hierves el brócoli (quitarle ramitas con hojas molestas)
En un bol mezclas:
Brócoli troceado, medio paquete quesos variados, tarrina entera de riccotta, tres lonchas de cheddar troceadas, un tercio de sobre parmesano
Remueves
Añades huevo y remueves hasta mezcla chupe huevo
Salpimentas y añades un clavo machacado y un poco de comino
Con eso rellenas las tortillas
En fuente horno pones tortillas
Si no salsa roja mejicana, coges lata tomate triturado en cazo, salpimentas, añades trozo guindilla roja y al fuego, hierva y remueves dos minutos
Horno precalentado
Echas sobre tortillas un poco del caldo, entre medio y un vaso
Luego la salsa tomate
Esparces resto parmesano, resto quesos variados y resto cheddar
Horneas
Está cuando haya chupado caldo y queso fundido
Ojo no se quemen las tortillas

 

De verdad, es una bomba de relojería... pero está buenísimo.

Chile con carne

Chile con carne

250 gr. de alubias (negras o rojas)
400 gr. de carne picada (también se podrá hacer con restos de pollo asado, o carne guisada, lo único que entonces no habrá que rehogar la carne porque ya estará hecha)
una cebolla
un pimiento verde
un pimiento rojo
tomate frito (para ahorrarse de picar el crudo...)
una cucharada de comino (molido o en polvo, yo eché en polvo)
una cucharada de orégano
una cucharada de pimentón picante
algo de cayena molida
tabasco o similar
una lata pequeña de maiz
un chorrete de vino (da igual el color, tinto, blanco, rosado...)

Fundamental, poner la víspera las alubias a remojo, 12 horas por lo menos.
Luego se cuecen (yo las hice en olla exprés como 15-20 minutos), y las dejamos aparte.
Si eso, en la misma olla exprés (para no manchar otra cazuela y hacerlo más rápido), seca, claro, echamos aceite, la cebolla picada y la carne picada (como dije antes, si es cruda; cocinada no la echaríamos ahora). La sofreímos un rato (hasta que no esté roja), y le echamos un chorro de vino.
A continuación, echamos el resto de ingredientes: el pimiento rojo y verde picados, las alubias, el tomate frito, el comino, el orégano, el pimentón, la cayena, le damos unas vueltas para mezclar, lo dejamos hacer un momento (no mucho).
Echamos agua hasta cubrir (sin que flote), aunque la receta original pone que caldo. No tenía, así que con agua, y va que arde.
Echamos sal, sin pasarse, que tiene mucha especia y mucho picante.
Cerramos la olla, y lo dejamos como media hora.
Cuando la abramos, si sigue muy líquido, cocemos otro rato con la olla destapada cuando veamos la textura más o menos deseada (tened en cuenta que una vez se vaya enfriando, irá espesando, así que tampoco quede muy seco).
Comprobamos el picor, y le echamos tabasco a voluntad, y también la lata de maiz, que como estará ya cocido, no le hace falta más.
Si no lo vamos a comer en el momento, que va a ir al congelador, es preferible que quede algo líquido, luego, el día que lo comamos, le damos el último hervor para que se consuma el líquido, y así estará más rico.
Presentadlo como os venga mejor, con nachos, con tortillas de maiz, como os dé la gana...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres